Historias del TEL/TDL

El camino de Glori

¡¡ Hola a todos!!

Mi nombre es Gloria y el de mi hija también, aunque cariñosamente la llamamos “Glori”.

Glori tiene 17 años (cumplidos en Diciembre 2010) y desde que tenía 4, su vida ha transcurrido centrada exclusivamente en evolucionar curricularmente para alcanzar una meta quizás más soñada por mí, que por ella misma.

No sé si me habré confundido (creo que no) pero ha sido un camino difícil, no imposible, pero que ha estado marcado por el sufrimiento, la alegría, el sacrificio, la constancia…… tal vez de todo un poco. Un profesor de mi hija en 4º de E.S.O. me dijo una vez: “Gloria, habéis apostado fuerte” y aquí están los resultados.

 

A los 4 años es diagnosticada por un neurólogo de: Disfasia del lenguaje.

A los 5 años es diagnosticada por un neurólogo de: Retraso madurativo neurológico.

A los 6 años es diagnosticada por Marc Monfort: Disfasia léxico sintáctica o amnésica.

A los 7 años el centro Dionisia Plaza la diagnostica: Leve retraso, con un CI un poquito por debajo de lo considerado normal.

Sus entonces logopedas, Marc Monfort e incluso la psicóloga de un centro de Educación Especial, no están conformes con este diagnóstico ya que su dificultad es funcional pero no potencial (todo depende de unos tests.)

Desde los 6 años hasta los 12,5 años Marc Monfort, realizó una vez al año, una valoración de los avances, estancamientos o retrocesos que padece Glori en distintas áreas. Incluso en la última revisión hablamos de una niña “Límite”. Hasta los 8 años la llevé anualmente a su cita neurológica, de la cual prescindí, pues no me aportaba solución ni aclaración alguna. Simplemente me decían que mi hija debía competir con niños que estaban muy por delante de las capacidades de Glori.

Tanto en los informes como en las conversaciones que mantuve con Marc Monfort, siempre aparecían las mismas palabras: “Adaptación curricular” “Implicación del profesor/a con las dificultades de Glori. Trabajos de refuerzo y estimulación.

Con todo esto, comienza una andadura que aún hoy continúa.

A los 7 años, después de cursar 2º y 3º de infantil; dos veces 1º de primaria y por último 2º de primaria; el colegio al que acude (que también era el de su hermana) me dicen que la quieren mucho que es muy mona, muy rica y muy cariñosa, pero que la niña no se ajusta al molde ni al perfil de los niños que debe haber en ese colegio y me invitan a llevármela. Vamos, que tengo una niña ¡¡casi perfecta!! Pero falta el casi.

Después de llamar a “28 colegios” (aún conservo la agenda con mis apuntes) de Madrid, no consigo escolarizarla, porque hablar de dificultades de aprendizaje, tanto a nivel comprensivo como expresivo, era peor que mencionar una enfermedad contagiosa.

En medio de estas llamadas, hablo con distintos equipos de orientación e incluso con dos colegios de educación especial, los cuales visito y me admiten a Glori sin problema alguno. Ambos privados.

Después de estas visitas, no considero que ese sea el mejor entorno (respetuosamente) para que Glori evolucione y en una de mis innumerables llamadas, el orientador de uno de los colegios con el que hablo, me aconseja que vuelva a ponerme en contacto con un centro, que previamente me había dicho “NO” la podemos admitir.

Así lo hago, y en esta segunda ocasión me reciben, voy con mi hija y deciden que no existe ningún problema en escolarizar a Glori. Es un colegio PRIVADO, pero me sentí contenta porque era de Educación Individualizada (había 13 niños por aula) y eso me pareció fantástico, además de ser de Educación Ordinaria.

Glori comienza en 3º de Primaria, y así transcurren los cursos. El trabajo desde casa es demoledor (no así en el colegio), con el paso del tiempo me di cuenta que Glori para ellos era una silla más; a nadie le importó, ni valoró todo lo que trabajábamos para que ella progresara, y tampoco les importó si aprendía o no. Sí, fue pasando de curso pero con tantas lagunas que cuando llegó a 1º de E.S.O. fue horrible. Además en el aula, el aumento de alumnos fue progresivo, a fin de cuentas un colegio privado no deja de ser un negocio y cuantos más alumnos, más beneficios. Lamentablemente lo que me pareció lo mejor para mi hija, se convirtió en un tormento. Ya os explicaré porque digo lo de tormento.

Cada curso que iba pasando, yo hablaba con sus distintas tutoras, profesoras, etc., además de entregarles el informe que cada año confeccionaba Marc Monfort, para hacerles partícipes de donde debíamos entre todos unir fuerzas para que Glori avanzara. Os aseguro que las fuerzas siempre partían desde casa, porque como os he comentado todos y cada uno de los cursos ha sido una lucha y un empeño que nos ocupaba todo el tiempo y espacio. Esa fuerza nunca la sentí desde el colegio.

Cuando llegamos a 1º de la E.S.O. hablé (perdí la cuenta) con su tutora hasta la saciedad, y con algunos de sus profesores. Siempre creí, que la tutora haría partícipes a todos los profesores de nuestras conversaciones, pero no fue así. La tutora se quedaba impresionada del trabajo que (aparte del que el colegio mandaba a diario) la enseñaba y que Glori había realizado en casa, de las distintas asignaturas con su profesora y conmigo (En 1º de E.S.O. comenzó a venir a casa una profesora particular).

Glori ese curso, estuvo abocada a una trayectoria de fracaso monumental. Cuanto más estudiaba, más suspendía. ¿Cómo estimulas a una persona que continuamente está fracasando? Aun así le decía: “no importa, vamos a seguir adelante”. El concepto de sí misma desde hacía tiempo era el de: “Claro, como yo soy tonta”.

Desde su inicio en el colegio yo estudiaba con Glori y además recibía sus clases de logopedia: Primero en C.R.L. de Madrid (Glori tenía 5 años) y después en un centro cercano a nuestro domicilio pero que posteriormente desapareció; hasta que la logopeda comenzó a venir a casa en 3º de Primaria ¿Y por qué en casa? porque me parecía inhumano tener que llevarla a un centro. Glori cuando comenzó en el nuevo colegio tenía 7 años, se levantaba a las 6:50 de la mañana, se subía en un autocar a las 7,25 de la mañana y regresaba a casa a las 18:15 aprox. (algunos días incluso más tarde, dependiendo del tráfico). Cada día, enviaba a mi hija de excursión, porque por desgracia, la pobre debía aguantar la ruta entera. Era la primera en recoger el autocar y la última en dejar en casa. Rápidamente subía a casa y a hacer los deberes, a repasar o estudiar lo que correspondiera cada día. Esto entremezclado con sus clases de logopedia, las cuales consistían en estimularla cognitivamente.

Los días transcurrían de la misma forma: Colegio-casa-estudios-logopeda-estudios y estudios. Cuando digo días no me refiero de Lunes a Viernes sino de Lunes a Domingo y de Domingo a Lunes. Incluso cuando algún fin de semana o Puente nos marchábamos, era con los libros por delante.

Cuando finalizó 1º de E.S.O., suspendió en Junio cuatro asignaturas: Lengua, Matemáticas, inglés, Sociales.

Entonces (En Junio) fue cuando hablé con su profesor de Lengua (anteriormente había intercambiado con él algunas notas) y cuando le expliqué las dificultades de mi hija, la forma de trabajar que la pobre sufría en casa y todo para obtener el “suspenso”, él, se quedó perplejo porque no sabía nada de todo lo que yo le conté. Creo que en ese momento tomó conciencia de lo que ocurría con Glori. Como veréis, su tutora jamás hizo comentario alguno de todas nuestras conversaciones, de mis peticiones y súplicas, porque supliqué hasta más no poder una adaptación curricular que por supuesto nunca llegó.

En Septiembre después de pasar todo el verano centradas (Glori, su profesora y yo) en las cuatro asignaturas, volvió a suspender inglés y matemáticas.

Comienza 2º de E.S.O., y desde el principio hablo con todos y cada uno de los profesores. Todos son conocedores del inmenso esfuerzo que Glori hace cada día para superar obstáculos y conseguir metas.

A mediados de Noviembre pedí una reunión con los profesores que pudieran asistir, así como con el Director del Centro. A dicha reunión, asistí acompañada de la logopeda y profesora particulares de Glori.

El Director me dijo: Que de Adaptación Curricular nada de nada (mi angustia fue en aumento)

La profesora de matemáticas me ofendió comentando: Que si Glori trabaja tanto en casa, que se quedara en casa (aún hoy la sigo odiando) a lo que el director y yo le contestamos que mi obligación era tener a mi hija escolarizada.

La profesora de inglés: Que ella no podía hacer nada (me indignó su indiferencia). Os aseguro que esa noche la pasé sin dormir.

Al día siguiente de esta reunión, me puse en contacto con una de las administraciones de la Consejería de Educación. Hablé con una persona, a la que meses antes (ya había intentado un cambio de colegio) le había explicado el caso de mi hija. Tuve la gran suerte que aún me recordaba y cuando le conté lo que me había sucedido, telefónicamente me ayudó a conseguir algún colegio que dispusiera de ciertos recursos: n.e.e., que tuviese equipo de orientación y profesor de apoyo. Esta persona, no se imagina que le estaré eternamente agradecida.

Seleccioné un colegio. Fui al centro, expuse las características de mi hija, me entendieron perfectamente y antes de finales de Noviembre mi hija comenzó a asistir a su nuevo colegio.

Antes de comenzar, recibí una llamada de la orientadora del nuevo centro, con la intención de conocer a Glori, charlar con ella, enseñarla el colegio y tener una primera toma de contacto con algunos de los nuevos profesores. Yo me quedé sorprendida con aquella actitud, y esa misma actitud es la que ha permanecido implacable durante los tres cursos que mi hija realizó en este colegio hasta finalizar la E.S.O.

La implicación, colaboración y estimulación por parte del profesorado, profesora de apoyo y equipo de orientación ha sido total. También es cierto que he luchado para que esto fuera así y por supuesto, con un trabajo por parte de mi hija y desde casa del 1000%, sí sí del 1000%, algo que valoraron muchísimo. Claro está, que Glori ha superado la E.S.O. porque ha sido CAPAZ de aprobar sus exámenes, no es que nos hayan hecho un favor por cariño, pero el estímulo recibido sirvió para que Glori pensara: “Pues no soy tan tonta”. El contacto a través del correo electrónico con los profesores ha sido fundamental y vital, mis peticiones, mis dudas o inquietudes han sido respondidas y aclaradas casi de forma inmediata. En vez de examinarla de 2 o 3 temas a la vez, fue de uno en uno y en la medida de lo posible nos concretaban en lo que debíamos centrarnos a la hora de estudiar. Esto dicho así parece fácil, pero os aseguro que ha sido faraónico el esfuerzo, teniendo en cuenta los problemas de memorización y compresión de Glori, añadidos, a la complejidad de los temas y las materias, a medida que fueron avanzando los cursos.

Pero ¡¡¡¡LO HA CONSEGUIDO!!!, Tiene su título de E.S.O. Sólo nosotras sabemos con cuantísimo esfuerzo, pero ahí está. Y cuando digo nosotras me refiero: A GLORI, a su profesora particular y a mí misma.

Por desgracia, debo añadir, que por motivos que aún hoy desconozco, el nuevo Director del colegio, el verano pasado (2010) despidió a la Orientadora, profesora de apoyo, personal de Secretaria (personas estupendas) y a otros profesores que me consta estaban muy implicados en ayudar, colaborar y sacar adelante a chicos / as con dificultades. Es muy extraño todo esto. ¿Por qué?

Me apena pensar que en el colegio han quedado alumnos que recibían el apoyo de estos profesionales y ahora ya no están ¿Cómo estarán superando todo esto? Es algo que me pregunto muchos días… Y lo que más me duele, es que tras mi experiencia en estos tres últimos años, he comprobado que si los centros disponen de estas personas, el camino para los niños que hoy comienzan o han iniciado ya su andadura en el colegio sería menos angustioso de lo que ha sido hasta ahora.

El sufrimiento de las familias y los niños sería menor, estoy segura. No hay nada peor que eso, el sufrimiento gratuito. Siempre me he preguntado: ¿Porqué se empeñan en hacernos sentir que nuestra hija es un problema? Cuando nosotros no lo sentimos así… Nuestras hijas son nuestro orgullo: una por la capacidad de esfuerzo para llegar a la meta con todas sus dificultades y otra: fue nº 1 de su promoción en su carrera universitaria, actualmente está trabajando y terminando su master.

La Consejería de Educación y a su vez los centros escolares, deben ser conscientes de que estos niños existen y no pueden seguir escolarizados en “tierra de nadie”. Pero por fin LLEGÓ el momento y el tiempo de hacer otras actividades con las que Glori se siente AGUSTO Y FELIZ. En Septiembre inició un curso de maquillaje para moda, Tv. etc.; va a clases de dibujo a una escuela de arte, recibe clases de danza oriental, teatro; y los sábados acude al aprendizaje de técnicas actorales. Porque debo deciros que Glori quiere ser: “ACTRIZ”, y lo escribo en mayúsculas, porque Dios sabe cuanto deseo que consiga alcanzar sus sueños y que estos sean su realidad. Su futuro lo irá labrando ella misma y siempre estaremos ahí, junto a ella.

A mi hija, con todo mi AMOR, que como ella decía cuando era pequeña: “mamá me quiere infinito que no se acaba nunca jamás”.

Gloria.

PD.: He intentado ser concisa (aunque me resulta imposible, son muchos años) y transmitiros esperanza y sosiego porque estoy segura que más temprano que tarde se implantarán los medios necesarios (aunque más que medios yo diría personas) en los colegios y además, con personas como Esther (Atelma) que tiran del carro de esta forma, seguro que lo consiguen. Aunque nuestro mayor deseo sea que nuestros hijos sean felices, si encontramos colaboración en su andadura escolar, es muuuy de agradecer.

También debo deciros, que nuestro camino no ha sido fácil. Me he reservado tantos momentos de desesperanza, de dolor y de angustia que me ocuparían cientos de páginas, de malas experiencias que la han ocurrido por parte de compañeros y de profesores; y a medida que ha ido entrando en la adolescencia han ido surgiendo otras preocupaciones y desasosiegos. Aunque la memoria es inteligente y selectiva, y prefiero recordar siempre los buenos momentos y lo que Glori ha sido capaz de conseguir. He aprendido tanto y he adquirido tantas dosis de humildad, que me he llenado de una paciencia que se aproxima al infinito, como el amor que profeso a mis hijas y a mi marido. Debo añadir, que mi marido ha sido siempre la luz al final del túnel. Él, me ha hecho superar muchas de mis inquietudes, convirtiéndolas en esperanzas y ganas de seguir luchando. Y a mi otra hija, también le debo su comprensión, cariño y aceptación del tiempo que he tenido que dedicar a Glori, por eso, mi amor infinito a los tres. También, a mi madre y a mi familia que me han apoyado tanto. Mi madre ha sufrido conmigo tantas veces…….

Por supuesto mi cariño y agradecimiento a su logopeda. De su profe diré, que ha sido muy importante su labor, entrega y su cariño hacia Glori y por supuesto mi agradecimiento a sus profesores, profesora de apoyo y E.O. de estos tres últimos años en el colegio.

A pesar, de habernos centrado tanto en el aspecto curricular, hemos intentado que ella fuese una niña feliz, y hoy, aunque aún quede camino por recorrer, la luz del túnel, se me antoja… más brillante.

Más Entradas

Escritura

Este formulario permite crear hojas de ejercicios de copia (hasta 10.000 caracteres) en formato PDF. https://www.mclibre.org/consultar/primaria/copia2/index.php?language=es_ES

Páginas de materiales y recursos.

Blog con recursos y materiales educativos para todas las etapas, especialmente infantil y primaria. Materiales sencillos, visuales y esquemáticos.  https://cocinandomateriales.blogspot.com/ https://adelante-tel.blogspot.com/

MATERIALES DE FAMILIAS 2º ESO

Estos materiales están realizados por madres y padres para sus hijos e hijas con T.E.L. HISTORIA 2º ESO Pincha en los siguientes enlaces: LA FRAGMENTACION

Comparte

Asociación de personas con Trastornos Específicos del Lenguaje de Madrid

ATELMA 2021 | Política de Privacidad | Política de Cookies | Contacto

¡Gracias por contactarnos!

En breve nos pondremos en contacto contigo.

¿Estás interesado en ATELMA?

Déjanos tus datos para ponernos en contacto contigo y recibir gratuitamente nuestra memoria de ATELMA para familias con TEL/TDL.

¡Gracias pero solo quiero descargar el Documento!

ONLINE

Experto en Evaluación e Intervención en los Trastornos Específicos del Languaje TEL/TDL

Presencial

Experto en Evaluación e Intervención en los Trastornos Específicos del Languaje TEL/TDL